PSICOTERAPIA DE JUEGO

La psicoterapia de juego es la terapia de trabajo con niños con un enfoque psicoanalítico, donde mediante la observación del juego en el niño, se pueden observar diversas problemáticas de índole emocional o del desarrollo.

terapia de juegoLa importancia del juego es determinante dentro del desarrollo saludable en el niño, ya que dependiendo de la etapa de desarrollo en la que se encuentre el niño deberá presentar ciertas conductas adecuadas a su rango de edad correspondiente ya que éste es un método idóneo para detectar cualquier trastorno del desarrollo o del aprendizaje.

El juego es el método utilizado para terapia, debido a que éste nos sitúa en el ambiente y mundo del niño, el terapeuta deberá estar capacitado para comprender e interpretar cuáles son las manifestaciones de los problemas en el mundo del niño. (Interpretación de los síntomas).

Los niños pueden presentar muchos problemas derivados de su entorno, como: separación o problemas entre sus padres, dificultades con sus compañeros, problemas escolares, sentimientos de impotencia y/o frustración entre otros.

La terapia de juego es el método ideal para la rehabilitación de problemas emocionales y de conducta en los niños.

Si el niño presenta algunos de los siguientes síntomas, puede ser un indicio de que necesita ser evaluado por un Psicólogo especializado en el área infantil:

  • Si tiene bajo rendimiento escolar o presenta indicios de abuso verbal o físico por parte de compañeros escolares.
  • Enuresis o encopresis (expulsión de orina y/o heces fecales). Esto es cuando se presenta la expulsión una vez que el niño ya ha consolidado la etapa de control de esfínteres. Puede mojar su cama y ensuciar la ropa interior.
  • Se ve triste y /o apático.
  • Hiperactividad y falta de atención.
  • Dificultades de conducta y adaptación entre los niños de su edad.
  • Ansiedad y dificultades para dormir, apetito irregular.
  • Agrede a sus compañeros o familiares sin motivo aparente.
  • Le cuesta trabajo seguir normas y/o adaptarse a las normas sociales.

 

PROBLEMAS DE CONDUCTA Y DE LAS EMOCIONES EN NIÑOS

Constantemente escuchamos hablar de problemas de conducta en los niños y lo primero que viene a nuestra mente es niños con dificultades académicas, que golpean a sus compañeros o que pueden ser groseros en casa etc. Pero es importante no reducir los problemas de conducta únicamente a éstas situaciones.

Cuando hablamos de problemas de conducta inherentemente estaremos hablando de situaciones emocionales que pueden estar relacionados a generar alteraciones en la conducta. Los problemas en la conducta abarcan varias gamas del comportamiento, no solamente aquellos niños o personas adolescentes o adultas con comportamientos socialmente erráticos o conflictivos. También los pueden presentar aquellas personas o niños que son socialmente pasivos. Algunos ejemplos de problemas en la conducta pueden ser:

  • a) Claramente aquellas personas (niños ) que sin provocación o motivación aparente, buscan agredir a personas a su alrededor, o destruir objetos con el fin de afrontar sus conflictivas o como manera para liberar sus emociones.
  • b) Personas con tendencia a usar la violencia física y verbal de manera recurrente sin que la situación lo amerite.
  • c) Personas y niños con dificultades para seguir las normas que socialmente están establecidas, muestran desagrado hacia las normas impuestas, constantemente buscan quebrantarlas, las cuestionan porque éstas les parecen injustas y tiene una dificultad para aceptar su responsabilidad dentro de los conflictos (poca capacidad de análisis e introspección).
  • d) Personas o niños que parecen irritables y molestos la mayor parte del tiempo, parecen hipersensibles, presentan una dificultad para lograr el disfrute de las cosas, generalmente siempre ven el lado malo de las situaciones.
  • e) Niños y adultos con poco apego al cuidado, les es indiferente su presentación y cuidado del ambiente que los rodea, baja capacidad de auto cuidado, les es indiferente si están presentables hacia su entorno y si sus conductas generan agrado o desagrado en aquellos que les rodean, siempre parfecen descuidados o muy desinteresados.
  • f) Niños muy tímidos y callados, con pocas ganas de integrarse a sus actividades, sin deseos de socializar. Pueden ser personas susceptibles al abuso, regularmente les cuesta trabajo poner límites a aquellos que los molestan, dificultad para expresar sus emociones, no les gusta contar sus cosas, tiene pocos amigos y parecen tristes y con poco ánimo casi todo el tiempo. Éste tipo de personas puede ser blanco fácil de abuso de personas o situaciones en el entorno.
  • g) Hacerse pipi en la ropa y en la cama (enuresis) ya sea en la mañana o en la noche, éste es un claro síntoma ( a menos que se haya descartado una conflictiva orgánica por parte del médico) de problemas emocionales.

Es fundamental comprender que si una persona niño o adulto, presenta algún problema en la conducta que le impida poder adaptarse de manera integral y ser una persona ecuánime y capaz de regular sus reacciones para generar situaciones y estados afectivos agradables (felicidad), podría tener algún problema en su manera de percibir las cosas y por ende en su conducta.

La conducta errática solo es la manifestación clara de alguna anomalía en nuestra manera de percibir el mundo, éstas anomalías pueden ser cognitivas (mentales o pensamientos) y éstas son tratadas por un psicólogo, o de índole orgánico (patologías médicas) éstas pueden ser tratadas por un Paido psiquiatra en el caso de los niños o un Psiquiatra en el caso de adolescentes y adultos.

Si usted identifica que su hijo refiere alguna de las problemáticas mencionadas anteriormente, puede solicitar una valoración por parte de un especialista para realizar alguna valoración de la personalidad infantil.
( Puede verificar  evaluaciones Psicopedagogicas en la parte de aprendizaje).

POR: Psic. Esmeralda Hernández