PSIQUIATRÍA

Es importante entender a la Psiquiatría como una ciencia médica que viene en ayuda de nuestros problemas relacionados con las funciones del cerebro en la conducta, emociones, relaciones y la adaptación del ser humano a su desempeño individual y social.

psiquiatriaEs una especialidad médica que busca resolver problemas de las emociones, del contacto con la realidad, alteraciones de conducta, alteraciones del pensamiento, farmaco-dependencia, alcoholismo, trastornos de adaptación, trastornos de la adolescencia, problemas familiares y de pareja, etc.

Es la rama de la medicina que se ocupa del estudio, prevención, tratamiento y rehabilitación de los trastornos psíquicos, entendiendo como tales tanto a las enfermedades propiamente psiquiátricas como otras patologías psíquicas, entre las que se incluyen los trastornos de la personalidad, trastornos de conducta, ansiedad, depresión, psicosis.

La metodología de esta especialidad es igual que las otras especialidades clínicas. Nuestra base de información es la Historia Clínica, y si se requiere, se solicitan estudios de gabinete (Tomografía Axial Computarizada, Resonancia Magnética, electro-encefalografía computarizada, etc.), así como estudios psicológicos (pruebas proyectivas, pruebas neuro-psicológicas, valoraciones a las alteraciones de funciones cerebrales, etc.). Por ser rama médica, se solicitan también estudios de laboratorio (sangre, orina, etc.), según la orientación clínica.

Entre algunos de los trastornos que trata la especialidad están:

  • Trastornos afectivos (depresión, manía, trastornos bipolares, trastorno s de ansiedad, etc.).
  • Trastornos obsesivos y compulsivos, que en su gran variedad alteran el autocontrol del paciente.
  • Trastornos psicóticos (alteración de la interpretación de la realidad, con alucinaciones, delirios, ideas anormales, de daño a sí mismos o a otros, de experiencias en realidades delirantes, etc.) que suelen ser síntomas y signos de otras enfermedades (trastornos epilépticos, esquizofrenia, trastorno maníaco, intoxicaciones, etc.)
  • Abuso y dependencia de substancias, (alcohol, fármacos, substancias prohibidas e ilegales como cocaína, opiáceos, etc., con los subsecuentes cambios de conducta y de las expectativas de las funciones cerebrales apropiadas).
  • Trastornos degenerativos del cerebro: demencias, atrofia cerebral, lesiones en corteza de diferente origen como vascular, auntoinmune, genético, etc.)
  • Trastornos de la conducta, predominio en adolescentes.
  • Trastornos de personalidad en adultos.
  • Trastornos de adaptación.
  • Trastornos disociativos, antes llamados crisis de histeria.
  • Trastornos de la identidad sexual.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Trastornos del sueño.
  • Otros trastornos de la conducta, emociones, de la función cerebral, etc.

Como en toda rama médica seguramente seguirán, luego de los estudios correspondientes, el diagnóstico y el tratamiento médicos, los que varían según su interpretación y requerimiento clínico.