TRANSTORNOS DEL APRENDIZAJE

Los problemas del aprendizaje son todos aquellos que impiden un aprendizaje óptimo en aquellos que los presentan. Esto no es un problema general o único, debemos entender que éstos se clasifican según las áreas de desarrollo o habilidades. Los trastornos del aprendizaje se refieren a problemas específicos en la adquisición de un conocimiento.

Es toda aquella dificultad que impide ir desarrollando las habilidades subsecuentes que se entrelazan y complementan en la adquisición de un conocimiento. Entendamos que el conocimiento es un saber compuesto, no se presenta aislado por eso; cuando un niño no ha comprendido la base en la adquisición de algún método, será imposible que logre entender aquellos conceptos subsecuentes en la adquisición del mismo método.

Este problema es acumulable. No esperemos que alguien que presenta algún trastorno del aprendizaje, logre superarlo con el paso del tiempo, o que "mejorará por sí solo". Esto es imposible sin la intervención de un método terapéutico.

transtorno del aprendizajePor esta razón los trastornos del aprendizaje se clasifican en diversas áreas:

  • Dislexia: desorden específico de base lingüística y constitucional, caracterizada por dificultades a la hora de decodificar palabras aisladas, debidas a insuficiencias en el procesamiento fonológico de palabras aisladas son, a menudo inesperadas en relación con la edad y otras habilidades cognitivas y escolares. Ésta se manifiesta por una dificultad, de variable severidad, en los diferentes aspectos del lenguaje, además de los problemas en lectura, claras dificultades para adquirir una escritura y ortografía competentes.
    Algunos de los síntomas de la dislexia pueden ser:
    • El rendimiento en lectura medido realmente mediante pruebas de precisición o comprensión normalizadas y administradas individualmente, se sitúa por debajo de lo esperado para su edad.
  • Discalculia o dificultades en el aprendizaje de las matemáticas.
    Dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos.
    Síntomas:
    • Dificultades frecuentes con los números, confusión de los signos + , -, reversión o transposición de números
    • Dificultad para recordar relaciones con la información numérica.
    • Dificultad con tablas e intinerarios, cálculo mental, direcciones.
    • Incapacidad para comprender y recordar conceptos, reglas, fórmulas, secuencias matemáticas.
  • Disgrafía: escritura defectuosa, sin que un trastorno neurológico o de otra índole lo justifique.
    Disgrafía específica: ésta se debe en parte a una mala percepción de los estímulos visuales o espaciales. Dificultades con la motricidad fina.
    Síntomas:
    • Lentitud y dificultad. Se identifica con la precisión y el control.
    • Rigidez en la escritura.
    • Dificultad para el trazo de las grafías.
  • Disgrafía motriz: Tiene que ver con trastornos motores (movimientos físicos). Aunque puede comprender la relación entre el sonido y su grafía (escritura), no logra plasmarlo adecuadamente en el papel.